La causa de la Hipertensión Arterial

La causa de la Hipertensión Arterial

Por: Luis Alfonso Aguilar Cumes

La medicina clásica cree que la presión alta o hipertensión arterial es una enfermedad en si y prescribe medicinas según este criterio. La NUEVA MEDICINA GERMANICA en cambio ha descubierto que la hipertensión es solo un síntoma de una enfermedad del riñón La medicina clásica todavía no comprende todas las relaciones y el mecanismo de esta dolencia del riñón y a varias de las fases de esta enfermedad las identifica como otra enfermedad diferente e independiente.

La hipertensión o presión alta es uno de los síntomas de una NECROSIS DEL RIÑON La necrosis del riñon se produce por un conflicto llamado CONFLICTO DE AGUA o CONFLICTO DE LIQUIDO Una NECROSIS DEL RIÑON significa que el riñón sufre una perdida o disminución de su tejido cuando el conflicto esta aun activo. Cuando el conflicto se resuelve se forma un quiste que substituirá al tejido perdido. Para comprender la hipertensión (que es un síntoma provocado por una necrosis del riñon) principiemos por definir, en el plano psíquico, el conflicto de agua que provoca esta necrosis. Un conflicto de agua se da cuando una persona tiene que enfrentarse de súbito con un problema provocado por liquidos. Unos ejemplos darán una luz de cómo se puede producir este conflicto

  • Una persona tiene un accidente en la carretera en el que también vuelca un camión cisterna que transportaba agua (o leche, o gasolina u otro liquido) y derrama su contenido.
  • Una persona sufre un conflicto porque en un rio o en el mar por un descuido u otra razón está a punto de ahogarse
  • Una persona que está encerrada en un cautiverio necesita orinar pero no sabe como disponer de la orina (que es un liquido) porque no hay retrete.
  • Una persona regresa del trabajo y encuentra su casa inundada porque la cañería se rompió cuando estaba afuera.
  • Una persona tiene una crianza de peces que se desarrolla en unos tanques de agua. Esta persona espera que sea un buen negocio pero al final se convierte en un problema que causa muchas vicisitudes.

En la primera fase del conflicto (conflicto activo) es cuando se produce la necrosis porque después de que el conflicto ya se ha resuelto en el lugar del riñón donde estaba la necrosis se forma un quiste que al principio será blando (constituido por material liquido) y después se endurecerá. A la forma inicial o blanda la medicina clásica le da el nombre de TUMOR DE WILMS y a la forma endurecida le da el nombre de NEFROBLASTOMA. Este quiste o nefroblastoma que se ha formado en la fase de conflicto resuelto, cuando ya está endurecido tiene la misma función del tejido original del riñón y filtra orina de tal manera que el riñón no solo ha recuperado su función sino que muchas veces es más eficiente. En la medida en que el quiste no alcance dimensiones excesivas que cree problemas mecánicos, puede estar allí permanentemente sin problemas. En el plano cerebral el parénquima del riñón, que es donde se forma el quiste, es controlado por una región de la medula cerebral o mesodermo cerebral.

Tomando-presion
Cuando se da una necrosis renal sucede que en la región del cerebro correspondiente al parénquima riñon se forma un foco de Hamer que en una tomografía cerebral aparece con la forma de círculos concéntricos cuando el conflicto esta activo y cuando el conflicto se resuelve estos círculos se edematizan (se inflaman) y en su lugar se forma una mancha gris. El foco de Hamer es un fenómeno maravilloso descubierto por la nueva medicina. En el área del cerebro que corresponde al órgano que se enferma se inicia una actividad permanente en la que el cerebro empieza a activar un programa (por decirlo así) que se instaló allí hace millones de años enviando señales al órgano para que se modifique creando la enfermedad ( en la NMG no se le llama enfermedad sino “programa biológico sensato”).
En el plano orgánico sucede la necrosis cuando el conflicto está activo y el quiste cuando el conflicto ya se resolvió tal como ya lo hemos explicado. La medicina clásica, carente de conocimiento, siempre que aparece un tumor o un quiste en alguna parte del cuerpo se apresura a operarlo sin entender nada, solo supone que un quiste o un tumor “es malo” y hay que extirparlo. Los quistes renales (y también los ováricos) transcurren un poco con el ritmo de un embarazo, necesitan nueve meses para endurecerse y desarrollar la función que se les ha encomendado en el organismo la fase activa de esta enfermedad es acompañada de hipertonía, es decir una actividad muscular más reactiva de lo normal (hiperactividad) y también se da un aumento de las substancias secretadas en la orina (urea, creatinina) En la fase de solución de la enfermedad sucede la fase de reparación de la necrosis renal y la persona puede padecer de fiebre. La medicina clásica entonces llama a esta fase GLOMERULONEFRITIS porque cree que la actividad de la formación del quiste que afecta a los glomérulos renales es una enfermedad independiente. En la fase de curación, a partir de la necrosis renal, se forma una capsula llena de liquido que es el quiste en formaciòn En el interior del quiste sucede un fuerte aumento de células al final del cual, después de 9 meses en lugar del líquido se ha formado un sólido tejido celular con un sistema vascular independiente. El quiste en su etapa liquida estaba” pegado a todos los tejidos circundantes, de los que se separa de nuevo cuando se endurecen los tejidos. En la medicina tradicional esto es mal interpretado como “el crecimiento del tumor invasivo” y así usan este criterio para darle un tratamiento de tumor maligno en vez de esperar con calma el proceso normal en el que el quiste se despega espontáneamente para dar paso a la formación de una cubierta de alrededor de 1 cm de largo, maravillosamente suave como pared del quiste ahora endurecido.
El tratamiento que la medicina clásica da al tumor cuando está parcialmente endurecido (tumor de Wilms) es extirparlo completamente junto con el riñon. Este procedimiento de es un disparate de la vieja medicina ejecutado por pura ignorancia. La operación para retirar parte del quiste solo esta indicada cuando este ha crecido tanto que causa problemas mecanicos cuando la persona se mueve, se sienta o toma determinadas posiciones. (Esta operación solo se debe hacer con un quiste que ya ha endurecido).
La hipertensión o presión alta alcanzará sus niveles normales después de que, habiendo entrado en la fase de solución del conflicto de agua, se forme el quiste renal y se endurezca. Cuando el quiste se halla endurecido la presión volverá a ser normal. (recordemos que nueve meses le toma al quiste endurecerse) Debemos tener en cuenta que algunas personas nunca curan de esta afección porque nunca resuelven el conflicto o mantienen un conflicto en suspensión que se reinicia cada vez que se recuerdan del conflicto o cada vez que entran en contacto con algo que los sumerge en la misma preocupación conflictiva. Es por eso muy conveniente darle una solución definitiva al conflicto. En el caso en que el conflicto activo dura mucho tiempo y se forma gran masa conflictiva se puede llegar a una atrofia renal y la formación de un gran quiste.