Vladimir Krcmery confirma la Nueva Medicina Germánica

Vladimir Krcmery, profesor de medicina y farmacología, confirma la NMG

Tomado del desaparecido blog “Nueva Medicina Germánica® Del Dr. Hamer” publicado por CriticalThinker

De acuerdo con la información publicada en esta página web, el Dr. Vladimir Krcmery es profesor de medicina y farmacología, decano de la Escuela de Salud Pública en la Universidad de Trnava, y editor honorario de la revista científica Neuroendrocrinology Letters. En la misma página, se mencionan las credenciales académicas del Dr.Krcmery:

  • MD (medical doctor) o doctor en medicina
  • PhD (philosophiae doctor/doctor of philosophy) o doctor en filosofía
  • DrSC (doctor of science) o doctor en ciencias
  • FRSH (Fellow of the Royal Society for the Promotion of Health)
  • FRCP (Fellow of the Royal College of Physicians)
  • FACP (Fellow in the American College of Physicians)
  • El Dr. Vladimir Krcmery es Catedrático en oncología
Vladimir Krcmery

Vladimir Krcmery

Es evidente que el Dr.Krcmery es toda una eminencia científica y médica (al menos a la luz de lo que actualmente se considera por tal según los criterios vigentes en la medicina académica).

Pues bien, en 1998, el Dr.Krcmery ya era decano de la escuela de Salud Pública de la Universidad de Trnava. Y fue en ese año en que se realizó la llamada “Verificación de Trnava” de la Nueva Medicina Germánica, no solo bajo el expreso consentimiento del Dr.Krcmery en su condición de Decano, sino bajo su observación y escrutinio científico, como lo atestigua el hecho de que él mismo firmó el documento donde consta que la NMG es correcta, como lo pueden ver en el documento original (la firma del Krcmery es la penúltima que figura en el documento):

Documento que certifica la confirmación de Tranvska

Documento que certifica la confirmación de Tranvska

 

La traducción dice así:

TRNAVSKÁ UNIVERZITA
Homopotocná 23, 91843 Trnava

CERTIFICACIÓN

Los días 8 y 9 setiembre de 1998, en el Instituto de Cancerología H1. Elizabeth de Bratislava y en el servicio de cancerología del hospital de Trnava, siete casos de pacientes, con un total de 20 enfermedades, han sido estudiados, en presencia del pro-rector de la Universidad de Trnava, del decano de la Facultad de Cuidados y Sociología de la Universidad de Trnava y de 10 maestros de conferencias y profesores. Los protocolos médicos de estos casos, que han sido establecidos por el Dr. HAMER, se adjuntan a la presente. Se trataba de constatar si su sistema podía ser verificado según las reglas científicas de reproducibilidad.

Éste ha sido el resultado:

En cada uno de los 100 hechos estudiados según las reglas de la ” Nueva Medicina “, ha quedado demostrado que las leyes de la naturaleza, según la ” Nueva Medicina “, se aplicaban, si bien algunos casos no hayan podido ser estudiados por falta de un examen completo.

Los abajo firmantes indican pues que puede asegurarse con la mayor verosimilitud, que su presentación con ocasión de dos conferencias-examen, demuestra su sistema con la mayor probabilidad. Tenemos en gran estima el compromiso humano, ético y paciente del Dr. HAMER así como su nueva aproximación global al paciente. Considerando todos estos factores, somos de la opinión que debe perseguirse con urgencia una pronta utilización de la “Nueva Medicina”.

Trnava, 11.09.1998

Prof. MUDR. J. Pogády, DrSc, Catedrático de Psiquiatría
Presidente de la Comisión

Prof. MUDR. V. Krcmery, DrSc, Decano de la Facultad

Doc. RN Dr. J. Miklosko, DrSc, Vice-rector de la Facultad de Investigación

Ahora bien, cualquier persona razonable se preguntaría (ante esta evidencia) lo siguiente: Si la NMG fuese falsa, ¿cómo se explica que el Dr.Krcmery haya firmado ese documento, en el que consta explícitamente la afirmación “Los abajo firmantes indican pues que puede asegurarse con la mayor verosimilitud, que su presentación con ocasión de dos conferencias-examendemuestra su sistema con la mayor probabilidad” y que fue producto de una investigación científica que fue observada por el propio Dr. Krcmery (entre otros observadores científicos) y que se realizó con el propósito explícito de averigüar si las leyes biológicas de la NMG se cumplían (o no cumplían) en los casos examinados?

¿Es probable que, por pura casualidad, las leyes biológicas de la NMG se hayan cumplido en esos siete pacientes (que en conjunto tenían 20 enfermedades), y que ese cumplimiento haya satisfecho a observadores científicos objetivos (y quizás hasta inicialmente hostiles respecto de la NMG) hasta el punto de hacerlos firmar un documento donde consta esa aprobación?

Todos los que hemos estudiado la NMG y hemos analizado su persecusión, sabemos que estos documentos no son tomados en cuenta a favor de la NMG porque no son publicados en revistas científicas (es decir, no es una evidencia que conste en los canales o vías normales para la validación científica de una teoría médica). Pero un buscador de la verdad no se conformará con ese hecho, sino que irá más allá, al fondo de la cuestión, y se preguntará cómo es posible que documentos como esos (firmados por eminencias científicas) existan a favor de la NMG, si la NMG fuese realmente falsa.

En general, los críticos de la NMG guardan silencio sobre estos documentos, o simplemente los descalifican como no científicos. Pero eso no resuelve la cuestión de fondo, porque incluso si no fuesen científicos (en el sentido de seguir las vías convencionales de publicación científica), contienen la validación de la NMG por parte de una Universidad, realizada bajo el auspicio y escrutinio crítico del propio Decano de la Escuela de Salud Pública y otros observadores científicos independientes (es decir, no de seguidores de la NMG) en una investigación efectuada precisamente con el propósito de comprobar si leyes biológicas de la NMG se cumplen o no.

Es decir, no se trató de una investigación por parte de aficionados o amateurs. Sino de científicos indepentientes, competentes y eminentes en diversas áreas, incluyendo la medicina.

Y esto debería al menos despertar la curiosidad de una persona interesada en conocer la verdad. La cuestión de fondo no es si estos documentos son científicos o no, sino más bien si el documento contiene la verdad (y si es probable que ese documento contenga una falsedad, dada las credenciales académicas de los observadores científicos que efectuaron la investigación).

Vladimir Krcmery

Vladimir Krcmery

Pensar que el Dr.Hamer ha podido engañar a científicos eminentes (como el Dr.Krcmery, el Dr.Stangl, el Dr.Birkmayer, etc.) en un asunto de la competencia profesional propia de estos científicos (es decir, la medicina), es ridículo y absolutamente inverosímil (además de que asume de antemano que el Dr.Hamer es un farsante, y que su descubrimiento es falso). La explicación más razonable es que la NMG es correcta (o al menos demostró serlo en los casos examinados, los cuáles no fueron escogidos por el Dr.Hamer) y que por esa razón, estos científicos firmaron los documentos aprobando explícitamente la NMG.

Pero en el caso del “documento de Trnava”, la aprobación no se limita a los casos examinados, sino que va más allá, porque se afirma “somos de la opinión que debe perseguirse con urgencia una pronta utilización de la “Nueva Medicina”“.

Es evidente que una declaración como esa sólo puedan aprobarla personas que hayan sido convencidas totalmente de que la NMG es correcta, a partir de la evidencia mostrada por la investigación que ellos mismos efectuaron.

En otras palabras y sólo para la reflexión de los buscadores de la verdad: ¿Qué habrá sucedido realmente en esas investigaciones como para que eminencias científicas gran de prestigio internacional como el Dr.Krcmery hayan firmado, con total aprobación y sin que conste reparo alguno, un documento público donde se certifica que la NMG demostró ser correcta en los casos sometidos a la observación crítica de estos científicos?