La historia mundial confirma la NMG – Medicina Germánica en México

La historia mundial confirma la NMG

Cuando se estudia la Nueva Medicina Germánica es posible descubrir que el orden repetible y medible no solo está en la materia (astronomía, química o física), sino también en el comportamiento biológico y es cuantificable con mucha exactitud. Al ser la NMG una ciencia exacta, se puede estudiar la historia de conflictos del pasado con claridad y evidenciar que las 5 leyes del Dr. Hamer se cumplen, creas o no en ellas.

Uno de sus descubrimientos es el efecto en el cerebro provocado por la vivencia consecutiva de conflictos del mismo tipo en la vida de una persona, llamado por Hamer como “Constelación” pues en el mapa cerebral marca dos posiciones de conflicto, una para cada hemisferio.

Sección del cerebro que es afectada por los conflictos territoriales

Sección del cerebro que es afectada por los conflictos territoriales

Hamer descubre que un conflicto territorial que “se estaciona” en un hemisferio del cerebro, no permitirá que otro nuevo conflicto del mismo tipo se “implante” en el mismo hemisferio, trasladando su influencia al hemisferio opuesto y esto provoca que suceda un efecto de “protección” en el organismo de la persona, disminuyendo la afectación o los síntomas de la enfermedad causada por ese conflicto en específico (reducción de la masa conflictual).

Cando uno de los conflictos del mismo tipo se resuelve, termina la constelación y también su efecto protector.

Zonas de uno y dos impactos en las que se encuentran los relés de pérdida territorial.

Zonas de uno y dos impactos en las que se encuentran los relés de pérdida territorial.

Los conflictos de pérdida territorial afectan a las arterias coronarias y son las causantes de los infartos coronarios en el 100% de los casos,los cuales son fulminantes siempre y cuando cuando el conflicto dure activo más de 9 meses antes de ser resuelto.

A continuación se presenta esta observación en la historia, estudiada por el Usuario MetaPsico Somatica publicada en un grupo ¨Avances de la Nueva Medicina Germánica” que demuestra como en los eventos históricos se puede comprobar la veracidad y exactitud científica de la Nueva Medicina Germánica:

La constelación territorial y su efecto protector

Hamer afirma que al crearse una constelación territorial se produce un efecto protector, que hace que la masa conflictual que se acumula, a pesar de estar en conflicto activo, en ocasiones muy intenso, no sea tan grande. Comprobar esto usando los datos de la medicina clásica no es fácil, pues no se le pregunta jamás a los pacientes cuando se iniciaron sus conflictos, cuando se entró en constelación o cuando se resolvieron. Por lo que es difícil explicarle a un científico que las leyes de hamer se cumplen siempre se crea o no en la NMG.

Pero como nuestra historia está plagada de eventos conflictuales se puede buscar alguno de ellos que nos permita ver si lo que afirma Hamer se puede observar en los datos epidemiológicos.

 

La gran depresion

La gran depression. Fuente: aboutias.com

Hoy traigo al foro el ejemplo de Noruega. A Noruega la gran depresión le pegó muy fuerte, llegando a producirse periodos con un paro de cerca del 40%, y aquella no es la noruega de ahora, no tener ingresos en un país de un clima tan extremos no hace fácil la supervivencia. Aquí ya tendríamos una fuente de conflictos de territorio, ya en esa época los movimientos obreros fueron muy beligerantes y los campesinos luchaban para que los productos agrícolas que provenían de fuera del país, mucho más fáciles de producir, no les arruinaran. En el 1939 se declara la segunda guerra mundial y aunque Noruega se declara neutral, como en la primera guerra mundial, no les sirvió de nada, pues Hitler invade el país en el 1940 para hacerse con las minas de hierro. Ya a partir del 1939 observamos una ligera disminución de los muertos por enfermedades circulatorias (en la que se incluyen los infartos). Pero la disminución brusca se da a partir de la invasión por parte de alemania.

Aquí este nuevo conflicto de territorio, debido a la invasión, y tal como se esperaría según la NMG haría que las tasas de muerte por estas enfermedades disminuya. Por un lado, por la posible entrada en constelación de algunos individuos que ya estaban en conflicto de territorio o por el hecho de que hasta que el conflicto no acabase y las tropas se retirasen pudiendo volver a rehacer sus vidas, este conflicto no se resolvería aunque tan sólo tuvieran 1 conflicto de coronarias en solitario.

La gráfica muestra como los acontecimientos con afectación al bienestar de la sociedad en noruega marcaron claramente el impacto del primero y segundo conflictos biol'ogicos: La gran de presión y la invasión de Noruega por Alemania en la segunda guerra mundial, y se ve reflejado en las afecciones relacionadas a la pérdida territorial. Preparado por: MetaPsicoSomática. Fuente: Revista Médica The Lancet.

La gráfica muestra como los acontecimientos con afectación a la supervivencia de la sociedad en noruega marcaron claramente el impacto del primero y segundo conflictos biológicos: La gran depresión en primera instancia y la invasión de Noruega por Alemania en la segunda guerra mundial, y esto se ve reflejado en las afecciones relacionadas a la pérdida territorial. Preparado por: MetaPsicoSomática. Fuente: Revista Médica The Lancet.

Y efectivamente la finalización de la segunda guerra y la progresiva vuelta a la normalidad, junto con el aumento de la ocupación debido al esfuerzo de reconstrucción del país vino acompañado por una aumento de las tasas de muerte por enfermedad coronaria.

Este efecto protector se pude ver porque aunque el número de infartos aumenta, no llega al nivel que encontramos antes de la llegada de la guerra. El papel protector no parece muy grande, pero ahí está. Además estamos mezclando dos poblaciones los que sólo tenían un conflicto y los constelados, que nos va a enmascarar en parte el efecto protector.

Bueno, ahí dejo este ejemplo, para abrir la reflexión.”

Fin de la guerra. Fuente: http://www.tnhistoryforkids.orgFin de la guerra. Fuente: tnhistoryforkids.org