Las emociones no enferman – Medicina Germánica en México

Las emociones no enferman

 

La causa de la enfermedad no es emocional

Por: Dr. Vicente Herrera

Las últimas entradas de información que he tenido me han producido una cierta alarma. Llevo unos cuantos años tratando de establecer puentes de comunicación con el paradigma oficial del que procedo (Medicina tradicional), insistiendo que hasta que no se considere la conexión cerebral en la enfermedad no se lograra tomar en consideración las cinco leyes biológicas que propone la Ciencia Curativa Germánica, también conocida por Nueva Medicina Germánica (NMG)

la NMG es utilizada y se mezcla y se confunde con otras perspectivas sanitarias que no cuestionan el modelo básico subyacente de enfermar, y justifican su práctica en considerar que el origen de la enfermedad es emocional y se logra la curación abordándola con “tomas de conciencia”.

 

He observado que la NMG es utilizada y se mezcla y se confunde con otras perspectivas sanitarias que no cuestionan el modelo básico subyacente de enfermar, y justifican su práctica en considerar que el origen de la enfermedad es emocional y se logra la curación abordándola con “tomas de conciencia”, independientemente del tratamiento sintomático que se haya empleado incluyendo los más agresivos que se conocen en las terapias contra el cáncer y enfermedades graves.

Las emociones no enferman

Por tanto, es de esperar una campaña en los medios de comunicación que, situándolo todo en el mismo saco, salpique y desprestigie a la NMG y por continuidad a todos aquellos que con buena voluntad, nos dedicamos a conocerla, considerarla, estudiarla y proponerla a las personas que, bien informadas, deciden tomar esta vía de curación. Camino que no es nada fácil, tanto por la complejidad intrínseca de la NMG, como por el contexto socio-sanitario que impide su normalización y práctica con los recursos disponibles necesarios para los tratamientos sintomáticos.

“La emoción en sí misma no genera síntomas sino la situación no aceptada de la que forma parte”

“O bien, uno es consciente del cuerpo y esclavo de las circunstancias, o bien uno es la misma consciencia que controla cada acontecimiento”.

 

Las emociones no enferman