Cómo un conflicto generó mi cáncer de próstata – Medicina Germánica en México

Cómo un conflicto generó mi cáncer de próstata

comflicto biologico cancer de prostata

comflicto biologico cancer de prostata

Este sitio es exclusivamente informativo. Nada de lo que se muestra aquí deberá ser interpretado como una forma de diagnóstico, tratamiento o prescripción. El lector debe consultar a su medico de Nueva Medicina Germánica tratante antes de usar cualquier información que se muestre en este sitio, ya sea por razones de salud o por cualesquiera otras.

Nada en este sitio de internet pretende sustituir al consejo medico profesional de Nueva Medicina Germánica. El clima legal actual no permite a (el/los) autor (es) de esta ciencia ni tampoco al administrador del sitio de internet ofrecer ninguna clase de consejo médico relacionado con la NMG.

Era el cumpleaños de Elena y su marido Luigi la había invitado al restaurante, a la luz de unas velas como dos jóvenes enamorados; le había regalado un bonito brazalete y habían pasado una magnífica velada. Al regresar a casa Luigi estaba pensando ya en la noche de amor que le esperaba, pero, pese a todas las efusiones de Elena, ¡Luigi no pudo lograr una erección! Vivió el conflicto de no estar a la altura y de no estar dentro de lo que era «normal» sexualmente con respecto a su mujer. El trauma fue tan intenso que dio origen a un adenoma prostático.

La glándula prostática tiene dos funciones biológicas:

  • Contiene un antiséptico natural que puede limpiar los conductos urinarios;
  • Preside, como un director de orquesta, las funciones genitales y puede, así pues, permitir también al hombre de avanzada edad volver a poner en marcha la máquina reproductora en caso de necesidad.

Por ello son posibles dos tipos de conflicto:

  • Un conflicto de sexualidad impropia, no dentro de la norma, relativo a la vida de pareja, a un compañero que se comporta indebidamente, de modo desagradable, o
  • Un conflicto «semigenital» a propósito de algo vil, abyecto. «Semigenital» significa que el «centro de gravedad» del contenido del conflicto no está exclusivamente vinculado al área genital, en sentido propio o figurado, sino que la temática genital actúa como una «música de acompañamiento», lo que distingue a este conflicto de los puramente sexuales.

Fuente: http://biosolar.webcindario.com